lunes, 20 de junio de 2016

El amor de mi vida


Hace algunos años diseñé un proyecto de mujer estructurado única y exclusivamente bajo los términos de una relación sentimental. Se trataba de una mujer multifacética, especial, romántica y sexy, con la "mágica" capacidad de ser para su pareja prácticamente "hecha a la medida".

Lo publiqué por aquí: Para el amor de mi vida

Bien bonito el post, no?

Sólo que me se me pasaron un par de detalles:

1. Es humanamente imposible.
2. Las mujeres, entre otras cosas,  no siempre olemos "lindo".

Hasta aquí y a pesar de dicho post, me quedo con dos de sus líneas:
"que te acomodes en mí" (se deja a la imaginación del respetable)
"que te entregues sin cansancio a traducirme, a interpretarme, a adivinarme" (porque una es mujer, por lo tanto, compleja y excitantemente indescifrable)


*suena Let´s Make it Up de Mick Jagger




martes, 14 de junio de 2016

Tu nueva versión


Estás ahí frente a la puerta de ese departamento rentado pensando “este es mi hogar” y finalmente sé que lo crees. Todo huele a ti y tiene tu “onda”. Siempre algo rojo, algo morado y algo gris.

La colección musical, que ahí atesoras, te llena de orgullo.

Es tu palacio.

Tienes esa extraña afición por andar descalza, por todo el lugar -por pequeño que sea y sin importar que haga frío o calor- con una taza de café o una copa de algo en la mano. Esa eres tú.

Ese es tu espacio y tus manías.

Tu cama es ese altar sagrado, de acceso infranqueable. La reserva natural con tu apellido.

(Por tanto, de disfrute de “tu estado natural”).

Y todo es especial porque tú lo quieres así. Porque tienes un cuerpo y sentidos que merecen ser inocentemente satisfechos.

Es lindo que finalmente hayas quedado convencida de que tienes: ojos para ver, gusto para comer...

No miras atrás excepto para reconocer que te perdiste de ti misma por mucho tiempo. Ya dejaste de llorar por eso y de culpar al mundo entero por tus propias decisiones. ¡Bravo!

Aunque llorar por haber sido injusta contigo misma fue, en algún momento, un importante paso, hoy lo entiendes como autocompasión y no te gusta más.

Miras dentro de ti, hablas contigo misma y encuentras en ti un universo tan peculiar y feliz. Concluyes que lo único que necesitas en la vida es vivir.

Hablas contigo misma. Te escribes a ti misma y lo posteas en tu blog.


*Suena All Night Doctors de Bush
**Tomé prestada la imagen de felixinclusis

viernes, 10 de junio de 2016

Bowie



Como absoluta principiante
dejé que tu moderno amor entrara a mi vida
con la inocencia de una niña, un día jueves
y la certeza de que hay vida en Marte
 
Nos levantamos como héroes desde las cenizas
con fama y zapatos rojos, bailando el blues
para hacer contacto con la tierra
y ser la música que hagamos sonar

Y tuvimos cinco años de suicidio rocanrolero
tocando la guitarra junto a las arañas de Marte
como si solo tuviéramos siete días para vivir 
o siete maneras de morir

Tengo un sueño ocasional en el que todos los ángeles se han ido
persiguiendo una estrella negra
en la que, diciendo que estás en el cielo, yaces
en la que, esperando convertirte en un pájaro azul, eres finalmente libre

*Después de una valiente lucha de 18 meses contra el cáncer, David Bowie falleció el 10 de enero de 2016 a los 69 años. Fue todo lo que quiso ser. Nos dejó mucho.

miércoles, 8 de junio de 2016

Excepción

Según la RAE con ejemplos de RAB
f. Exclusión de lo que se sale de lo común o normal:
ej.1 Perdona a todos sin excepción (porque el perdón es para ti)
ej.2 Mándalos a freír monos sin excepción (porque no merecen tu precioso tiempo)
ej.3 Visita todos los bares sin excepción (porque la vida es una)

II
Cosa que se aparta de la regla general:
ej.1 Hoy compraremos los zapatos caros, como excepción (sí, claro).
ej.2 Pediré postre, pero no para compartir, como excepción (#forevergordita).
ej.3 Hoy haré todas las excepciones, como excepción (sapaza) 

III
der. Motivo jurídico que se alega o para defenderse de la acción del demandante:
ej.1 Excepción dilatoria (no tengo la más pájara idea de lo que signifique).
ej.2 Excepción declinatoria (no estudié leyes, por suerte).
ej.3 Excepción de escritura no leída (menos mal mi tío google me desasna).

*Post inspirado en una canción de una banda que desprecio pero cuya canción: "The Only Exception", amo.

domingo, 5 de junio de 2016

Como el hijo pródigo (hemos vuelto)


1. Regreso a este espacio que supo acoger mis delirios.
2. No sé por cuánto tiempo ni con qué frecuencia.
3. Prometo escribir corto (compito con twitter, snapchat, periscope y con tantos pensamientos)
4. He amado y llorado mucho.
5. Los blogs ya no están de moda.
6. Me he reído mucho y bebido casi de manera proporcionalmente directa.
7. Me han golpeado y me he sobado también (yo solita).
8. Me conozco mejor.
9. Tengo ya 5 sobrinos.
10. Lo más importante: he aprendido. 

lunes, 17 de mayo de 2010

Rayito

Y tras la neblina, vuelve a salir el sol

Eso pasa con los ojos tercos,

Con los labios tercos

Que quieren ver y besar

Buscando con razones desesperadas

lo más parecido a la felicidad


Y aprendo a besar

A amanecer para mirar a Marte

A abrazar para ser abrazada

A ser a ser niña para jugar

Y para que me cuides

Y ese rayo de sol me sonríe, me abriga, me embruja…

viernes, 30 de abril de 2010

Sobreviviente

(Tras la niebla, vuelvo a buscar el sol)

Todo huele a pólvora y sangre

A historia de ayer

A tiempo no lineal

Así en la guerra

Escapo del enemigo -que aquí es la muerte-

Tropiezo con los que cayeron

Sin mirarlos, para no verme en ellos

Sin temer

Merezco la vida por no rendirme

Merezco esta pena por decidir

Gané la batalla

Quedé sin cartuchos

Y sangro cansada

Como en la guerra

Y ando sola, como cuando llegué

Sola me voy

Sola me seco las lágrimas

Sola sonrío porque a lo lejos

Se ve el sol

Así en la guerra, como en el amor.

*suena "Survive" de Bowie


jueves, 29 de abril de 2010

Café cargado

Café cargado 1

Cuando me sirvo el café mis sentidos se conectan con el entorno. Olerlo es poner play.

Saludo a la asistente guapa del piso. Doy el primer sorbo y sigo caminando para encontrarme con el, no tan guapo pero interesante gerente, allí mismo. También es bebedor de café.

Cuando la cafeína llega a la sangre los ojos de todo el mundo hablan. Los míos dicen "es casi viernes", los de mi compañero, son mudos. Pero los ojos del gerente y la asistente parecen decir al unísono "amor".

Los veo llegar y su omisión al saludarse mutuamente me revela que quizá no se despidieron desde ayer. Ella es toda sonrisa cuando lo ve. Él se sonroja.

Rozan sus manos cuando caminan de lado. Procuran ser discretos. El le habla apoyándole la mano en el hombro. Él tiene un anillo en el anular. Ella no.

Termino el café, me pongo los audífonos, enciendo mi PC, pause y me desconecto del entorno.


Café cargado 2


Siempre que me veo obligada a asistir a velorios, veo la forma de ser útil y me pongo a contar chistes o a servir café y galletitas. Muy cargado, por cierto.

Café re-cargado

En momentos de crisis, antes de salpicar con lágrimas mi escritorio y pasar soberana vergüenza, apuro mi café express salvador, al tiempo que dejo que un pedazo de chocolate se me disuelva en la lengua. "Así genero alegría química", pienso.


El conchito

Cuando era niña veía a Angelote beber café por las mañanas con un gusto infinito. (Porque Angelote es muy intenso y todo lo que bebe o ingiere se convierte en maná y ambrosía, a juzgar por su expresión)

Esperaba a que se termine el café y se levantara de la mesa para correr a beberme el "concho" (lo que dejaba en la taza).

Mi adicción por la cafeína fue heredada y aprendida.


y... por qué no?

domingo, 4 de abril de 2010

La partida de Madariaga




Madariaga es el nombre que le puse a mi blackberry porque soy de las que ponen nombre a sus objetos preciados. Lo bauticé así por el osito de Enriqueta, la niña del mundo Macanudo, historieta de Liniers*. Porque el osito, ese, me cae bien.
Volviendo a "mi" Madariaga. Ya no lo tengo más; pues una mano desconocida y sucia se metió por la ventana, casi cerrada, de mi auto y juaz! lo secuestró. Taquicardia, hasta ahí.
El mundo siguió girando y ni bien llegué a casa, hice todo lo que tenía que hacer para asegurar la confidencialidad de la información que guardaba mi Madariaga consigo (cual miembro de alguna mafia). Cambié contraseñas, bloqueé, hice todo.
Pausa y respiración.

Cerré los ojos, me toqué la cara y agradecí que esa mano desconocida no me haya lastimado, cortado, apuntado, tocado.

Lloré porque soy llorona y porque mi mente hace atletismo y se va rapidísimo a lugares a los que yo espero nunca llegar o llegar muy tarde. Por ejemplo, al cajón de cuatro cintas.

Esa noche tenía planes. Los cancelé. Me sentía vulnerable, desconfiada, débil, asustada y sola. Sola.

Hice lo que nunca antes. Cerré la puerta de mi departamento que está en el quinto y último piso, con todas las cerraduras. El "Cantol" que nunca había puesto, también.
***
Al día siguiente "me dejé de tonterías" y celebré la vida mientras disfrutaba de mi jubo de naranja mañanero con mi pastillita de Q10 (mi muy caro secreto de belleza).

***

Como todo suceso que me desagrada, le busqué aprendizaje a éste.

1.- El aprendizaje obvio: no utilizar el blackberry mientras manejo. (Sí pues, el ratero me vio con el aparato en la mano, distraída y juaz! lo demás ya lo conté).

2.- El aprendizaje "forzado": necesito un novio o un huachimán. O un perro con cara de malo.

***
Ahora tengo un nuevo blackberry al que he bautizado "López" en honor a la genial historieta de los argentos Trillo y Altuna "Las Puertitas del Señor López".



López es negro como Madariaga, también tiene una bolita en medio y es igual de "robable". Prometo cuidarlo, prometo cuidarme.


*A este señor Liniers, lo conocí gracias a Maitena (ya pues, todo el mundo sabe quién es Maitena).

ESTE BLOG NO HABÍA MUERTO! ESTABA DE PARRANDA. CUCHíVIRI, CUCHíVIRI, CHIVIRí!

miércoles, 10 de febrero de 2010

La tortuga y el pez


La tortuga hambrienta nadaba tras el goldfish para morderle la cola.

El goldfish ya había aprendido a convivir con el miedo. Huir de la tortuga era rutina. Sufrir de sus dolorosas mordidas, casi.

Antes de que llegara aquella, él reinaba el acuario, era la envidia de los monocromáticos vecinos de cola corta y sin alcurnia. Luego, con la llegada del anfibio al acuario, querría ser quizá invisible?

La niña pegaba todos los días su frente al acuario, admiraba la cualidad natural de los peces de mimetizar sus lágrimas con el agua, pues mientras los alimentaba les atribuía características humanas e imaginaba conversaciones entre ellos. "Nadie notaría si lloran, qué afortunados", pensaba.

Cuando descubrió la cola lastimada del único goldfish "velo de novia" que adornaba su acuario, se alarmó, en el rostro del pez no había dolor, no se dibujaba el miedo. "No veo sus lágrimas", se dijo. Vio a la tortuga tras él. Los separó.


Y así, mientras el pez se recuperaba con una tintura curativa recetada por el veterinario, la tortuga permanecía alejada en un vecino acuario pequeño.

"Se extrañan", pensaba la niña. Convenció a su madre de reunirlos nuevamente cuando el goldfish estuviera sano. Y así fue. Y la tortuga volvió a comerle la cola al pez.


Luego de tres procesos de curación, separación, unión y recaída del goldfish, fue separado definitivamente de la tortuga. Sanaron sus heridas y al cabo de dos semanas el pececillo murió.

Según el veterinario no habría explicación lógica de la muerte del pez. Habría muerto de ansiedad, pena? Extrañaría la persecusión, el miedo, el dolor? Se pudo haber acostumbrado a ello?


***

Jamás tuve un perro. Pero de niña me dejaron tener peces y una tortuguita acuática carnívora. Ninguno me ladró o me movió la cola, pero los observé lo suficiente como para aprender que hay conductas animales comunes a las humanas. También aprendí que los peces no tienen glándulas lacrimales.