viernes, 19 de junio de 2009

Nightwalker


Y mientras yo me encontraba alistándome para salir a pasear de noche, él se alistaba para trabajar.
El es quien sale de de noche para recoger de calles y esquinas, lo que nadie quiere más en casa, lo que ya no forma parte de la vida de nadie. Lo que apesta, o empieza a apestar.
El es necesario para la comunidad, porque alguien debe hacer el trabajo sucio. Y mientras yo estoy viendo una película en el cine, él acaba de iniciar la faena diaria.

¿Se quedará callado si alguien le pregunta a qué se dedica?

Mientras no haya derecho atentado, no hay oficio malo, pensé al verlo. Porque aquella noche llegando a casa vi sus manos, dentro de guantes y su particular atuendo.
Aquella noche yo regresaba del cine. De haber visto una linda película y haber compartido pop corn con un amigo. A pesar del asco y el inesperado contexto que me permitía apreciarlo, atendí lo que hacía con inusual interés y suspiré.

Cuando se acercó de nuevo lo miré por primera vez a los ojos y aquel anónimo, pestilente y quizá despreciado basurero municipal, dejó de ser un desconocido para mí. Buenas Noches, le dije. Y desde entonces, cada vez que lo cruzo, lo saludo.
Porque un saludo es lo menos que puedo dedicar a aquel que cada noche se ensucia las manos, se llena de mierda y se arriesga a contagios, para que yo, y la comunidad toda, vivamos decentemente.

16 comentarios:

Martín dijo...

El caminante nocturno ya no está solo. Es un lindo gesto de cortesía en un buen relato. Un beso!

Javier Alfaro Martínez dijo...

¿qué pasará cuando ya no lo encontremos?

Saludos.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Que bueno que sea así, no es cierto que cada vez que lo saludas sentis alegría... no dudo que sea asi.
Un beso Rous, cuidate mucho.

Amorexia. dijo...

Todo el trabajo dignifica. saludos y respetos para ellos.

Anónimo dijo...

Siempre me llamo la atencion las personas que trabajan en eso.
Son muy importantes para la sociedad.

Alis

Rulos dijo...

Sensibilidad!!Asi se hace patria, asi nos hacemos mejores seres humanos...y lo digo en serio: empezar por los pequeños detalles.
Te felicito, mi querida Rous.

Rous dijo...

Martín: nunca más anónimo. Gracias por estar siempre por aquí. Un Besote.
Javier: Bienvenido a Mazapán! Cuando no lo encontremos la ciudad enfermará! créeme. Gracias, un abrazo!
Así es Nati! a veces la vida va más rápido que uno y no nos percatamos de quienes nos rodean. A mí se me dio la oportunidad de hacerlo. Un beso.
Amorexia: quizá hasta héroes no?
Alis: a los años! es lindo leerte por aquí de nuevo.
Rulos: pero si tú eres todo corazón. Se siente, siempre se siente. Un beso

Anónimo dijo...

Hooo! Siempre saludo a los barrenderos de naranja de madrugada! Con la escoba grandota pesada... Gracias a ellos por el trabajo que hacen! MT

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupenda historia la que cuentas. Pasé a echar un ratito de lectura y a desearte una muy buena semana.

Saludos!

David C. dijo...

asu, tienes razón.

Rous dijo...

MT: qué encanto!
Sonrisa de Hiperión: gracias! linda semana para ti también! Un beso
David: asu, gracias por venir. Te invito a quedarte. Un abrazo

Ipnauj dijo...

Ojalá, durante el día, el pueda ver una linda película.

Un gran saludo.

Maya dijo...

Ellos son los grandes anónimos que renacen este mundo!!
Lindo relato, Rous. Un abrazote!!

Rous dijo...

Ipnauj: Ojalá pueda además comer pop corn en grata compañía mientras la ve. Gracias por leer y por dejar tus letritas por aquí.

Maya: Gracias, gracias, gracias. Beso

xiriflus dijo...

Me gustó el post :-)
Es la primera vez que vengo.
Saludos

Rous dijo...

espero que no sea la última vez que pase por aquí!
Gracias por leer
un abrazo