martes, 1 de diciembre de 2009

Fue Teté


A veces las mujeres hacemos o decimos cosas sin aparente sentido....
(Perdón. Antes de que mis cogéneres me odien o dejen de seguir este blog, aunque me refiera a la mayoría de nosotras, hablaré por mí y aquí voy de nuevo)
A veces hago y digo cosas sin aparente sentido. Un chiste puede irritarme y un piropo sonarme a insulto, sin lógica o causa racional.
A veces digo "no" cuando soy un tremendo sí.
En ocasiones un "Ok" que salga de mi boca puede ser la antesala a una paz armada y un suspiro largo puede significar la peor muestra de desprecio y subestimación de quien tenga en frente.
Inclusive me daría miedo ser hombre y que mi novia pregunte: "¿estoy gorda?" o "¿esto me queda bien?" Pavor!

Si hasta aquí, alguna lectora se sintió identificada, puedo decirle que por eso la mayoría de los hombres nos confunde con locas.
Ni qué decir de nuestra conducta cuando tenemos el periodo.
Caballeros, si hay mujeres cerca comiendo chocolate con desenfreno o quejándose de cólicos, es una alerta de periodo menstrual inminente. Mi consejo, por su bien, es que cuiden de sus palabras, miradas, gestos, respiración y el largo etcétera.
(Dicen que durante el embarazo los síntomas del periodo son descomunalmente superiores. Pero no me atreveré a hablar de las valientes que pasaron por esta hermosa y accidentada etapa, porque ni he pasado por ella y no estaría aquí de no haber sido porque causé antojos, vómitos y soponcios de mi madre cuando estuve en su panza, punto).
A lo que iba con todo este vergonzoso recuento es que no se trata de locura lo de nosotras las mujeres, sino de ciclos hormonales que nos desestabilizan emocionalmente.

Desde hace algunos meses empecé a reconocer los míos y noté que puedo ser una destructora de egos, asesina de ilusiones o la peor de las ingratas cuando estoy con el bajón hormonal encima (suele coincidir con el periodo). Mi timeline en twitter*, me ha delatado muchas veces de que estoy atravesando el más indecentemente bajo y jodido nivel hormonal del mes o la semana (sí, a veces es semanal).

Recientemente, alguien muy especial para mí, bautizó esta etapa como "el hormonazo" y yo a cambio de tan acertado nombre, publico este post y me comprometo a reconocer mis ciclos hormonales para:

1.- No fastidiarle la existencia a mi prójimo; y
2.- Si llegara a hacerlo explicar que no se trata de locura si no de " el hormonazo". Es decir, yo no fui, fue Teté, pégale, pégale que ella fue!


Y san se acabó. Las mujeres no estamos locas... aunque aceptaría vivir una sana locura de amor de vez en cuando....

*status en 140 caracteres, para quienes no usan twitter
**La genial Maitena con su elocuente ilustración acompaña mi post

8 comentarios:

César Reyna dijo...

Los que han vivido con mujeres casi toda su vida -como yo- comprendemos perfectamente esos cambios.

No es nada fuera de lo comùn lo que les sucede, aunque a muchos les aterre la idea de estar cerca en esos complicados perìodos.

Hay que ser paciente nomàs. No queda otra, puesto que no podemos vivir sin ustedes.


Buen post...


Pd: si notè lo que comentas. no prob...

Mary Alicia dijo...

Muy acertada descripción, sobre nuestros cambios hormonales.

Tu prosa es magnifica!!!!
Me encanta!

Elmo Nofeo dijo...

Al crear a la mujer, Dios nos dejó el mensaje "Si no puedes entender a una mujer, menos podrás comprender la grandeza de Dios".

Hammelinn dijo...

interesante tu reflexiòn

un placer venir x acà amiga Peruana

un beso desde Montevideo

y un abrazo

Fede Hammelinn

*****************************


NOCHE Y CRUZ (fragmentos)

Cuando persigue el hombre sin cesar al hombre
la misma trampa sirve para el uno y el otro
la misma ausente mano
hace cortar el cuello del lobo y de la tórtola.
Y la rutina ordena
con más rigor que la pasión difunta.
Cuando persigue el hombre en cada sitio al hombre,
a los unos da muertes que no serían la suya,
al uno quita el alma, al otro sepultura.
Una metralla ciega hasta en los muertos cava
y la mano de un niño cuelga de frescos olmos.
En súbito tumulto
se incendia la noche desde adentro.
Se reduce el antiguo lugar para la sombra,
como muros y troncos se parten las tinieblas.
Desaparecen ellas, las casas y los bosques.

Susana Soca (Montevideo,19 de julio de 1906 - Muere en accidente aéreo en Río de Janeiro,11 de enero de 1959)

Rous dijo...

César y Elmo qué lindos sus comments...
Alis: muaaaaa
Fede: debo visitaaaa gracias por venir

Mariela dijo...

la sensibilidad se apodera de mi: hago llamadas que no debo, envío mensajes que ya no tienen razón y posteó situaciones que quisiera se den...

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Caballeros, si hay mujeres cerca comiendo chocolate con desenfreno o quejándose de cólicos, es una alerta de periodo menstrual inminente"


jajaja además que es verdad... pero es que una mujer está guapa con regla, sin regla, y hasta con la boca llena de chocolate (así puede que más)
jajajaja


Saludos y un abrazo enorme

Rous dijo...

Marielita: no me va mal con la sensibilidad eh?

Sonrisa de Hiperion: de pronto el antojo de chocolate me visita