lunes, 24 de marzo de 2008

Humo


En el fondo del cenicero quedó un instante de placer inspirado y expirado. El recuerdo de la pequeña brasa de un lapso de nada que sólo sumará daño colateral.
En esa piedra yacen mis palabras hipnotizadamente sinceras, mi exprimido subconsciente y una idea de humo de la vida de a par.
En el piso se acomodaron las cenizas que soplé del fondo del cenicero de piedra, esperando que con ellas se esfume tu presencia entre claves, notas y luces de colores ajenas. Como tú a mí, como yo a las apariencias.
Me quedé esperando a que la garúa se encargue de limpiar. Esperé, espero…

Mañana será otra página en blanco, otra entrada del blog rosado y finalmente, otro incendio por iniciar.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Humo, oh dioses del humo...
Humo acaramelado.

Triste agonia de la ceniza gris...

Garua, car-wash de mentiritas blancas...

lobo gris...

Rous dijo...

a veces necesito un heart wash... podríamos inventar un trago con ese nombre no?

Picuruta Pinoqio dijo...

¡Intensa!

Rous dijo...

Ingredientes del heart wash: una medida de pisco, dos de oporto y dos de jugo de naranja. Puedes cambiar el oporto por una de vino tinto y otra de jarabe de goma. Todo a la licuadora con harto hielo. Trago con el Rous Copyrigth. Salud!

Anónimo dijo...

Cigarro, mi amigo de soledades y silencios. Humo, mi amigo de pensamientos, de levedades.

A veces me vuelvo un adicto y puedo a fumar 10 en un noche (mi máximo record) a veces lo mando a la mierda y no lo extraño, pero siempre regreso a él.

Cigarro y humo, qué haría sin ellos?

Un abrazo Rous....

Manuel

Rous dijo...

Yo tengo una situación irreconciliable con ese amigo tuyo, pero igual me gusta seguir cerca...

Xavier Herrera (Dorian) dijo...

Que bonito planteamiento del fumar, nicotina.. una de las pocas drogas legalmente aceptadas, fumar.. una de las pocas formas de suicidarse socialmente aceptadas, y una de las más lentas.

Rous dijo...

me gustan las parábolas porque no son literales... dejé de fumar hace mucho