jueves, 8 de mayo de 2008

Entre cartuchos y margaritas


Ayer estuve esperando una llamada. Esperando, esperando...Se hizo hoy y quizá siga esperando. Y, aunque yo podría ser quien inicie la conexión con aquella persona de quien espero comunicación, decido esperar pasivamente. Así que soy responsable de mi espera y mi inacción.

El que quiera puede señalarme pero yo me excusaré en que casi creo haber encontrado una olla de oro al final del arco iris y requiere paciencia que el hallazgo sea una realidad.

Que si hablo en código? pues así soy yo y sé que muchos hacen lo mismo. Sobre todo quienes creen en la predestinación, en que no hay casualidades y que hay una razón de ser y no ser, que cada quien tiene una misión que cumplir hasta quemar el último cartucho o deshojar la última margarita.
O beber el último Margarita!!!

7 comentarios:

Rox dijo...

Totalmente de acuerdo. por yo eso siempre digo:
"Lo bueno tarda, pero llega.."
y
"El que quiere celeste..que le cueste.."

pero ..un mailcito no sería mala idea no?...algo inocente, como para tantear? mmhh
hablamossss

P.D: celeste por siaca..no vale azul, azul cerúleo, azul ultramar,turquesa.. no, no ..tiene que ser celeste!
he dicho! jajaja

Rous dijo...

celeste profundo como el cielo al fondo de una maravilla en la hora celeste

L dijo...

espere! espere!

Anónimo dijo...

Iniciar un contacto como que de por casualidad permitira desaparecer a la espera...sin embargo la espera tiene su encanto y las margaritas tambien.

Kathy

Tía Amelia dijo...

Esta vez es muy especial. Disfruta de cómo el destino te lleva hacia el arco iris.

Anónimo dijo...

No mezcles las margaritas esas, con largas esperas, ni con telefonos...

hmmm mezclar con Z ? o con S ?

wolf wolf...

Rous dijo...

cuatro contra uno: ESPERAR

puedo mezclar los cartuchos con la espera entonces wolf?