miércoles, 14 de mayo de 2008

Un elefante





Ayer me divertí como enana. Comí galletas dulces y jugué mucho con gente que conozco y que conocí precisamente ayer, jugando. También pude conocerme más.

Primero: un señor papadón experto en varias cosas nos enseñó la importancia de treparse al elefante (mirar el bosque y no sólo el árbol o la ramita). Luego llegué a la conclusión de que hay que subirse a la escalera de la inferencia para lanzar los prejuicios a la nada: nunca asumir sentimientos o pensamientos de los demás, para hacer el mundo más lindo y churro para todos.

Además aprendí que para andar por ahí en la vida hay que obtener una licencia para conducir nuestras propias emociones y así nos evitamos accidentes como choques o atropellos cuyas consecuencias podrían dañar irreparablemente a otras personas. Luego, entendí que los conflictos son algo así como el condimento de la vida, imprescindibles en dosis justas para darle sabor.

Y, finalmente, me encontré con que mi estilo de pensamiento idealista, holístico, intuitivo, sintetizador, integrador (Chica “D”) encaja perfectamente en mi grupo de trabajo. Será por eso que me divierto tanto haciendo lo que hago: bla, bla, bla.

Luego aplaudimos e hicimos estupideces en cantidades industriales. Jugamos a vivir, cerramos los ojos, los abrimos, corrimos como locos sueltos en el manicomio, hablamos de medicamentos contra la diarrea, de cortinas, de sexo, pan, abuelitas y gente gordita. O sea, de todo. Y, así saciamos nuestras sedientas almas con risas, niñez, energía y unas bebidas espirituosas que al final de la jornada fueron la antesala ideal para recibir a Mr. Morfeo en mi cama y sumirme en el más profundo sueño.




8 comentarios:

Rox dijo...

Sr. "Papadón"...de veras ..Qué buenaaaaaaaa!! jajajaja...

los drinks estaban un poco fuertecitos..pero ricooo!

Anónimo dijo...

Magnifico Rous, saboreaste de ese nectar que los misticos y sabios hablan ... lo asimilaste, lo comprendiste...creceras.

Rous dijo...

saboreé las galletitas dulces del coffee break y los drinks!!!

Manuel Rumiche dijo...

"Licencia para conducir en la vida", creo que eso lo dan terminado los veinte, la década me refiero, ¿verdad?. Sí, por ahí la obtuve yo, pero creo que siempre hay que renovarla. Una cosas más, esta licencia no te salva de los choques, no, nada que ver, para eso hay que obtener la licencia profesional (porque al principio solo te dan la A1), je...buen post Rosita... me haces pensar....

Un abrazo
Manuel

Rous dijo...

¿soy como el ceregen o el neurofosfato SKY, gamalate B6? foquito encendido, candileja...

sergio paris dijo...

que lindo lo que dices... eso me hace creer más en lo que hago... gracias por jugar.

Rous dijo...

Gracias a ti Sergio!
A todos los que quieran hacerse pequeños entren a : http://www.ketoimpro.com

Rous dijo...

y si quieren conocer una sensata opinión de montajes locales entren a su blog: http://loquemasmegustode.blogspot.com/