domingo, 18 de mayo de 2008

¡Qué resaca!


A veces tengo unas ganas de estar triste únicas. Entonces busco a mi mamá o a mis amigos -en ese orden- para excusarme con doña tristeza: "disculpe señora estoy ocupada, hoy no la atenderé" y juaz! sale la carcajada a imponerse sobre el puchero o la lágrima.

Hace algunos días fui a cantar una misa de difuntos, de alguien tan especial que sus restos yacen en cada una de las primeras palabras de cientos de niños cuando aprendieron a leer. Me incluyo, pues mi abuela también me enseñó a leer.

Todo lo que dijo en la misa el sacerdote me recordó lo mucho que la puedo necesitar. Fue entonces que casi me dejé invadir por la tristeza y para combatirla cerré mis ojos para cantar tan fuerte que el corazón se me salió por la boca. Se escucharon latidos en la iglesia San Antonio de Padua.

Lloré, pero poco y hubiera querido llorar más pero, yo le había prometido a mi abuela que tras su muerte no me pondría triste y que siempre la iba a recordar como en la foto a la que titulé "las nenitas". Con esta idea alegre, recuerdo también que ayer me reí mucho y como quise reír más, lo hice. Sumergida en tonics, buena música, humos ajenos y la sonrisa de mi Tía Amelia quien decidió finalmente tomar las medicinas contra las mordeduras de perritos ingratos (la he recuperado, y ella se ha recuperado a sí misma).

Esta Tía Amelia mía, como ya lo dije, no es mi tía en realidad ni yo su sobrina y aquel perrito del que he hablado no es más que un tonto con suerte que se cruzó en su camino y la lastimó. Ayer mi Tía Amelia me reconfirmó que estar alegre es una decisión. Por lo que ayer decidió contagiar de su entusiasmo a cuanto parroquiano se cruzara por su camino. Yo terminé con tal contagio que hasta ahora me dura la resaca esa que no trae náuseas ni dolor de cabeza sino de mandíbula y estómago de tanto reír.




"Las nenitas", mi abuela y yo (¡cómo te extraño Mami Yoli!)

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Rous , o debo decir Nunupiti en este contexto?
La magia, misterio, certeza o verdad... no se que palabra usar, emana con frecuencia de cada una de tus palabras cuando escribes que, me tocas muy profundo, ...Es un orgullo, humano, ser tu madre y agradesco a Dios por esta relacion , como ser.

Alis...(Alice)

Rous dijo...

mi mamá me mima

Anónimo dijo...

Ah... olvidaba, la tia Amelia si existe y es lo MAXIMO. Besos Tia Amelia!


Alis...(Alice)

Rous dijo...

ok ok ok... mi mamá NOS mima

Tía Amelia dijo...

Te queremos Alis!!! Nunca te mueras!!!

Anónimo dijo...

quien es esa tia amelia uh???
hmmm me la imagino una gorda con rulos, bonachona en sus ultimos cuarentas...
Lista a jugarse el ultimo campanazo.
je je je .

wolf...

Rous dijo...

lobo confundido. Tía Amelia es flaquita, de cabellos lacios y podría ser tu hija....o tu nieta...jijiji PERO SI ES BONACHONA

ATALANTA dijo...

Linda foto, Rous :)!!!
Miss Yolita seguirá siempre viva dictando clases de amor, virtud y entrega...

Rous dijo...

siempre siempre!